• Arturo Ávila subraya “No soy nada de lo que me ha acusado”.
  • Se comprueba una guerra sucia contra el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia.

La Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) emitió una resolución para que el Tribunal Local Electoral de Aguascalientes se pronuncie por la calumnia emitida por parte del conductor José Luis Morales en contra del candidato a la Presidencia Municipal de Aguascalientes, Arturo Ávila, a quien, como parte de una guerra sucia, sin argumentos ni pruebas, lo acusó de pertenecer a un grupo denominado NXIVM.

Con esto, queda demostrado lo que se anunció desde el inicio de la campaña electoral, que el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, ha sido víctima de una campaña de difamación y mentiras orquestadas desde un cuarto de guerra electoral, donde al no contar con propuestas, se dedicaron a mentir.

En conferencia de prensa, explicó que se “ha revocado la sentencia del Tribunal Electoral Aguascalientes que había eximido al comunicador José Luis Morales. Queda claro que el Tribunal le ordena al Tribunal de Aguascalientes, de forma inmediata, que emita una nueva decisión y que se pronuncie sobre la calumnia haciendo a un lado lo que él pensaba que lo iba a proteger siempre, la calidad de periodista”.

Con esta sentencia, la autoridad judicial deja claro que Arturo Ávila es víctima de ataques por parte de sus adversarios políticos que usan como vocero al conductor de noticias, “no soy nada de lo que ha dicho José Luis Morales, cómo lo dije desde un inicio, solamente tomé cursos empresariales”, precisó.

Destacó que la libertad de expresión no puede trasgredir la dignidad humana, la libertad de expresión no permite difamar y aprovechar un micrófono para mentir y dañar la imagen de las personas.

Arturo Ávila señaló que este caso, “no es un tema en contra de los medios de comunicación, se trata solamente de hacer justicia, de hablar con la verdad y no inventar, ni mucho menos dañar con evidentes fines políticos la imagen de las personas”.

Ahora se promoverá otro procedimiento sancionador ante el Instituto Nacional Electoral (INE), para evitar que esta persona abuse de su libertad de expresión durante el periodo de veda electoral.

Se aportarán pruebas como los contratos que tiene con Gobierno, así como cada una de los programas donde ha calumniado y ha realizado llamados a no votar por la Coalición e incluso ha hecho llamados a votar a favor del Candidato del Partido Acción Nacional (PAN).