A través de un proyecto integral, con cero corrupción y sin excusas, Arturo Ávila tiene la mejor propuesta para solucionar la falta de agua en las colonias de Aguascalientes:

¿Cuál es uno de los mayores problemas que enfrentan los hidrocálidos día con día? La falta de agua, y esto, debido a la corrupción que plaga a nuestras instituciones públicas municipales. A través de un proyecto integral, y con la colaboración de todos los ciudadanos, Arturo Ávila propone una verdadera solución a este problema, que administraciones pasadas no han resuelto:

El proyecto integral se basa en la inversión, reducción de costo al ciudadano, y sobre todo, cooperación entre las distintas entidades que conforman el gobierno. Debido a la profundidad a la que deben perforar nuestros pozos acuíferos, existe un gasto de energía que se ve reflejado en tu factura de agua mes tras mes.

Pero gracias al diálogo con las instituciones del Gobierno Federal, Arturo Ávila garantiza una reducción inmediata del 20% en la tarifa de agua, que sumado a la inversión histórica de 1,500 millones de pesos al año para el mantenimiento de la infraestructura de agua en Aguascalientes, así como la redirección de las mismas tuberías hacia las plantas tratadoras de agua, el ciudadano verá reflejado una disminución del 50% de lo que actualmente es su cobro de agua.

Igualmente, Arturo Ávila se compromete a que todos, sin excusas, tengan acceso a este recurso vital. Desde los ciudadanos hasta las empresas, todos podrán beneficiarse de este gran proyecto integral.

Otra parte fundamental de la propuesta integral, es la implementación de un proceso de filtración de agua por colonia, para que así, tú y tu familia puedan beber agua de manera segura desde la llave. Además, aquellas casas que no cuenten con tinacos, se les proporcionará uno, así como a las personas que utilicen un sistema de captación de agua de lluvia, se les hará un descuento aún mayor.

Todos los ciudadanos participaran en este proyecto, gracias al Blockchain, que permitirá al ciudadano observar todos estos procesos, con transparencia y cero corrupción, para resolver el problema del agua, sin excusas.